CÓMO Activar tu Divinidad

 

En realidad no existe una “receta” única para activar nuestra divinidad, dado que cada UNO de nosotros tiene, en definitiva, su propia manera de activar su codificación de inteligencia creadora única y original. Dicho esto, intentaré compartir mi entendimiento y experiencia a este respecto, esperando puedas clarificar esta cuestión.

Comencemos reconociendo que nuestra divinidad es en realidad nuestra firma energética original, a partir de la cual nos manifestamos en distintas dimensiones, con distintas frecuencias, formas y líneas de tiempo como porciones individuales de una misma Inteligencia Creadora. A partir de nuestra expresión en esta tercera dimensión, activar nuestra divinidad implica recuperar e integrar distintos niveles de consciencia/energía a nuestro actual campo morfogenético (campo informativo total de expresión de nuestros cuerpos físico y energético —comúnmente referenciado como la sumatoria de nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual), lo cual hacemos a través de nuestra conexión multidimensional.

Nuestra conexión multidimensional es la forma en que toma lugar ese intercambio de información/consciencia/energía que nos habilita a desarrollar nuestros sentidos superiores y nuestro entendimiento superior en este aquí y ahora. Y requiere que nuestro foco de atención física, mental, emocional y espiritual se encuentre en este Ahora. He intentado explicar los cómo, a partir de mi experiencia personal, en el ebook Conexión Multidimensional: Integrando nuestra divinidad en este aquí y ahora, recientemente publicado (en español).

Pero para ofrecerte claridad o algunos recursos inmediatos, diría que activar nuestra divinidad involucra los siguientes procesos evolutivos: salirnos de nuestra identidad egoica para reconocer y dar lugar a nuestra identidad superior, eliminar bloqueos energéticos y programaciones inorgánicas, entrenar nuestro punto de vista observador y salirnos del drama cotidiano (lograr cierta integración/neutralidad que nos permita responder a determinadas situaciones en contraposición a reaccionar a ellas), reconocer quiénes somos, cuál es nuestra propia verdad y comenzar a vivir tomando acciones alineadas a ello: CREANDO; finalmente, activar nuestro ADN para habilitar mayores porciones de ‘receptores’ a frecuencias de información superior, actualmente disponibles para nuestro planeta y todos los seres que lo habitamos, lo cual nos facilita cumplir nuestro propósito, entender y vivir una vida multidimensional en paz interior.

Existen muchas técnicas de sanación, autoconocimiento y meditación para lograr los procesos anteriores, y más allá de seleccionar aquellas que resuenen contigo de acuerdo a tu propia capacidad de discernimiento, lo importante es reconocer que son sólo herramientas de asistencia, que si bien pueden generar entornos significativamente más fluidos implican que, en el camino de retomar tu poder personal, tú hagas el trabajo interior de evolución personal hacia tu propia autenticidad y asumas la responsabilidad de tus pensamientos, emociones y acciones en tu vida cotidiana, lo cual resulta fundamental mientras activas Tu divinidad.

😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *