ET phone home…

 

Los seres de las estrellas que hemos elegido estar solos tenemos momentos en que la soledad, la sensación de desconexión con nuestro entorno, la evidente diferencia de cómo somos respecto a la mayoría de las demás personas y en ocasiones la necesidad de compartir nuestra vida con alguien que ‘no aparece’ nos hace sentir huérfanos y abandonados, en estado de dolorosa desolación. Los seres de las estrellas que hemos elegido formar familias tenemos momentos en que miramos a nuestro alrededor y no sabemos ‘para donde disparar’, los esfuerzos parecen en vano y el logro del equilibrio entre manifestar nuestro verdadero ser, respetar los procesos de los demás integrantes de nuestro equipo familiar, el trabajo, la escuela y la casa parece en verdad utópico, haciéndonos sentir dolorosamente frustrados. Pero creo que en los momentos de mayor des-orden cotidiano, independientemente de cómo nuestra alma eligió manifestar nuestra humanidad, lo que queremos es ‘volver a casa’.

Es cierto, la vida en la Tierra se pone complicada, el salir del drama es un ejercicio de neutralidad cuasi permanente que se nos exige ante cada situación cotidiana con la cual nos encontramos. Si a eso le sumamos nuestra navegación multidimensional, entendimientos y certezas no compartidos por la mayoría de las personas (quienes cuestionarían nuestra cordura si contásemos la mitad de nuestras experiencias) nuestra vida en este planeta se puede sentir difícil…

Y aquí resulta primordial ejercer nuestra condición de seres Divinos, Soberanos y Libres. Precisamente porque esos momentos en que el estar en la Tierra se hace difícil a menudo funcionan como puerta de entrada para una serie de mecanismos inorgánicos que ejercen control sobre nuestros pensamientos y (consecuentemente) nuestras emociones.

Es importante saber que a menudo las tristezas profundas o el des-orden emocional provienen de estar ‘trabajando’ a otro nivel. No estoy en condiciones de aseverar que ocurre en todas las oportunidades, pero sí puedo compartir que muchas veces en que la realidad 3D ‘se me complica’ se debe a que mi energía está siendo enfocada hacia procesos multidimensionales: de transición y liberación de seres desencarnados, de limpieza de miasmas colectivos, de recalibración de grillas planetarias en el lugar donde estoy, e incluso de actualización personal. Estos procesos toman lugar ambos en forma consciente y no consciente. Cuando se trata de este último caso, simplemente nos ‘des-armamos’ sin saber qué ocurre… y generalmente, al menos en mi caso, comprendo lo que ha ocurrido mirando hacia atrás.

De modo que cuando sientas que ya no tienes más fuerza, que quieres dejarlo todo e irte a casa (a tu estrella/planeta, claro!), piensa que AÚN ESTÁS AQUÍ POR UNA RAZÓN. Piensa que el Universo ha conspirado para que estés aquí ahora y, lo disfrutes o no, aquí sigues estando. RESPIRA PROFUNDO. Y TOMA EL CONTROL de tus pensamientos.

Al prestar atención a tus pensamientos, notarás cuándo te enojan, te entristecen o te contraen de cualquier forma. Cámbialos automáticamente. Todos tenemos la capacidad de elegir: YO NO SOY MIS PENSAMIENTOS. YO SOY UN SER SOBERANO Y ELIJO MIS PENSAMIENTOS. Cuando me encuentro muy cansada, simplemente repito: “SANO Y LIBERO. Soy un Ser Divino, Soberano y Libre” y automáticamente Decreto intercambiar información multidimensional con mi Ser Creador (mi propia manifestación en contacto permanente con la Fuente que conoce las preguntas que motivaron mi encarnación y mi presencia en este planeta aquí y ahora).

Cuando me siento un poco más fuerte, me coloco en el lugar de observador y simplemente contrarresto el pensamiento negativo con uno positivo. Y cuando no puedo lo uno ni lo otro, escucho meditaciones de limpieza y recalibración o escucho música fundiéndome con ella.

Concibo que los Seres de las Estrellas elegimos la vida en la Tierra como una aventura. En su momento no juzgamos si linda o fea, TODO se veía como una intensa aventura con propósito. Has traído una combinación ÚNICA de talentos y dones para expresar en esta Tierra. Necesitamos de tu Divinidad, tu Soberanía y tu Libertad, AHORA.

Adelante, CLARO QUE PUEDES!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *