CÓMO Mantenerte neutral y centrada

 

He estado recibiendo una y otra vez la pregunta que ha caracterizado mi evolución: “¿cómo?”; ¿cómo logro mantenerme neutral, centrada y enfocada en mi continua evolución mientras todo se siente y ser percibe desacomodado a mi alrededor?

Y una vez más, comparto mi propia sabiduría interna sin sentirme dueña de la verdad ni intentar convencerte de nada, sino en afán de inspirar la tuya propia. En mi caso en particular la acción de respuesta varía entorno al nivel de des-orden. Pero en todas las oportunidades puedo señalar la importancia de:

  1. Tomar 100% de responsabilidad sobre nuestra realidad.
  2. Mantenernos alerta respecto a la cualidad impoluta de nuestro sistema energético y nuestros pensamientos.
  3. Volver a establecer el orden a través de nuestra propia capacidad de seres Divinos, Soberanos y Libres.

(1.) El tomar 100% de responsabilidad sobre nuestra realidad, en mi caso implica recordarme tanto que todo está en perfecta sincronía como que he de revalidar mi propia soberanía y libertad al establecer mi intención de vivenciar exclusivamente aquello que responde a mi evolución y propósito, es decir, que responde a las preguntas o motivos que generaron mi encarnación en primer lugar. Esta actitud implica, per se, dejar mis estructuras egoicas de lado y liberar mi necesidad de control. Obviamente, cuanta más frecuencia (mayor nivel de consciencia) seamos capaces de sostener determinará la mayor facilidad para dejar nuestro ego a un costado, para expandirnos a potenciales que nuestro Ser Superior elija como ‘mejores’, para flexibilizarnos mentalmente y para transitar este proceso en paz interior (en lugar de hacerlo en un estado de enojo, confusión o constricción).

(2.) Mantenernos alerta respecto a la cualidad impoluta de nuestro sistema energético y nuestros pensamientos, en mi caso implica crear mi escudo de 12D y realizar un escaneo tanto de mi cuerpo físico como de mi cuerpo energético. Esto sirve a dos propósitos: por un lado evitar la interferencia de tecnologías de control y neutralizar/devolver a su fuente energías negativas específicamente enviadas hacia mí o hacia mi entorno, garantizando la mayor armonía de mi sistema de chakras y cuerpo morfogenético; por otro lado, conectarme con mi cuerpo físico, ‘anclarme’ tanto temporalmente (en el momento presente) como espacialmente (en el espacio del planeta donde me encuentro) y escuchar lo que necesito (a veces agua, suplementos, ejercicio, sonido, etc.)

(3.) Volver a establecer el orden a través de nuestra propia capacidad de seres Divinos, Soberanos y Libres, en mi caso implica no recaer en el mecanismo de control de esperar resolución ‘desde afuera’, y es una práctica que he notado me empodera cada vez más. Cuando el des-orden es mucho y me encuentro cuasi totalmente paralizada, aún necesito asistencia para volver a mi centro; esa asistencia la recibo tanto a través de seres etéreos como humanos. Sin embargo, en el primer caso, no se trata de invocar o rezar o implorar o encargar a ninguna entidad ajena a mí, sino que en todas las ocasiones: realizo mi escudo de protección, establezco mi declaración de soberanía para trabajar con frecuencias y seres etéreos únicamente alineados a la Ley del Uno y establezco mi intención de abrir mi canal de comunicación con mis propias manifestaciones superiores en permanente contacto con la Fuente. De este modo, tanto mi familia galáctica como los seres en asistencia planetaria y equipo personal, como mis propias manifestaciones superiores y mi ser humano se unifican des-identificándose individualmente para generar una frecuencia específica con la cual me comparto, y que me guía hacia el entendimiento, el equilibrio y la armonía.

Te saludo en la Luz que Somos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *