Gestiona tus emociones “negativas”: el miedo

El dolor emocional (cuya causa raíz es el miedo) puede ser un gran maestro y no necesariamente una emoción “negativa”. Porque en realidad nos señala aquello que necesitamos hacer para obtener una respuesta satisfactoria (Una respuesta satisfactoria es aquella que cumple con lo que necesitamos, queremos o deseamos).

Lo primero que hacer para gestionar esta emoción es un chequeo con la realidad en el cual evaluaremos, lógicamente, si el miedo que sentimos está basado en experiencias y traumas del pasado (en cuyo caso hemos de sanar y liberar) o si está basado en una percepción certera de determinada situación que se presenta en nuestra vida (en cuyo caso hemos de agradecerlo y prepararnos para tomar acción y hacer cosas difíciles que tengamos que hacer). La mera adopción de este nuevo enfoque lógico suele aliviar la tensión o intensidad de la emoción.

Para continuar gestionando esta emoción:

  1. Identifica/coloca un nombre a la emoción: Hay distintos nombres para el miedo dependiendo del nivel de intensidad particular que la situación nos presente, tal como estar: ansiosos, preocupados, inseguros, asustados, temerosos, etc.
  2. Identifica la causa de la emoción: Estás pensando que algo malo podría pasarte a ti o a algún ser querido, ¿qué es?
  3. Identifica una respuesta satisfactoria: evalúa la existencia de peligro en forma lógica. Dependiendo de la situación, un individuo puede percibir peligro desde preocuparse por verse mal o ser desaprobado por otros, hasta sentirse ansioso o preocupado por no vivir en forma alineada a aquello que hemos venido a hacer o incluso temer por su vida. Independientemente del grado de peligro o de miedo, si existe una amenaza real, toma acción. Si hay algo que puedas hacer para prepararte para esa situación, empieza a hacerlo. Obtén información, recursos o ayuda de aquellos a tu alrededor, podrías necesitar alejarte de ciertas situaciones o personas. Con lo que hay, haz lo mejor que puedas; esa será la respuesta satisfactoria.

Si existen pocas probabilidades de una amenaza real o directamente no existe una, entonces el miedo se reducirá instantáneamente. Recuérdate a ti misma: “mis preocupaciones y miedos no están basados en mi realidad, entiendo de dónde provienen y los dejo ir, ahora elijo _____” (coloca una visión realista de la situación y elige un pensamiento positivo que te empodere; recuerda que SIEMPRE hay más espacio para el Amor).

Mientras adopto esta práctica, noto que el cambio es más rápido y eficaz cuando practico Autohipnosis 7th Path, dado que no sólo realizo el trabajo en forma consciente sino que también a nivel subconsciente, habilitando la liberación, neutralización o reprogramación de traumas emocionales o patrones de pensamientos pasados programados en mi interior. Por eso, en el Taller de Autohipnosis 7th Path comparto CÓMO gestionar: miedo, enojo y tristeza.

Te saludo en la Luz que Somos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *